Ser un Instituto de Formación Técnica que educa a jóvenes mujeres con un alto compromiso e identidad
con el Proyecto Educativo, desarrollando sus capacidades individuales y competencias personales y
sociales mediante un currículum que propicie la inclusión en el aprender haciendo y la formación ciudadana

El Instituto Técnico Mabel Condemarín Grimberg aspira ser reconocido por su excelencia en la formación de mujeres competentes con un alto compromiso humano y social.

En cuanto a la dimensión del Ser relevamos:

 Aprender a ser parte activa del proyecto Educativo Institucional

 Aprender a ser emprendedora en los contextos personales, escolares y sociales.

En cuanto a la dimensión del Conocer:

 Aprender a conocer las propias habilidades y competencias.

 Aprender a conocer la importancia de la participación ciudadana.

En cuanto a la dimensión del Convivir

 Aprender a convivir sin hacer uso de la violencia para resolver problemas.

 Aprender a convivir en base a la justicia, solidaridad y generosidad.

En la Fundación Comeduc y en sus establecimientos de educación media técnica profesional, estamos comprometidos con la formación humana y profesional de los estudiantes, aspirando a mejorar su calidad de vida a través del emprendimiento, formación ciudadana, inserción laboral y estudios superiores, mediante un servicio de educación integral, de calidad y una gestión basada en la mejora continua.

Desde nuestros valores institucionales, nos orientamos a cumplir con la administración eficiente de los recursos que garanticen la continuidad en los servicios de aprendizaje, la satisfacción de las necesidades educativas de nuestros estudiantes y familias, el desarrollo profesional docente y de sus colaboradores, realizando alianzas estratégicas con empresas y organizaciones de apoyo de nuestra comunidad, cumpliendo con los requisitos aplicables, la responsabilidad social y gestionando la propiedad intelectual.

Las fuentes documentales encontradas hasta ahora indican que “bajo la presidencia de don Germán Riesco Errázuriz y siendo Intendente de la provincia de Ñuble don Ismael Martin Álamos, el Ministerio de Industria y Obras Públicas crea la “Escuela Profesional de Niñas de Chillán”, asumiendo como primera Directora la Señora Agustina Raffter Muñoz por decreto del 8 de octubre de 1902. Es el documento más antiguo que se ha encontrado y señala: Documentos no oficiales indican que las clases se iniciaron con una matrícula de 50 alumnas distribuidas en 5 cursos. Mas, en el Chillán de esa época, el nacimiento de este nuevo establecimiento educacional pasó inadvertido; así, al menos, se deduce de la portada del Diario “La Discusión de Chillán” del 8 de octubre de ese año donde no se consigna este hecho. Su primer Plan de estudios consideraba Lencería y Camisería, Modas, Sastrería y Corsetería, Dibujo y Pintura, Gimnasia y Contabilidad lo que se puede inferir a partir de la Sección 1 N° 2735 del Decreto del 28 de octubre de 1902 que falta el presupuesto para este establecimiento educacional y donde aparece el ítem destinado al pago de profesoras.

 

Su personal, además de la Directora, consideraba 4 profesoras, una de las cuales era, a la vez Inspectora, y empleados a contrata sin especificar su número. Entre ellas, podemos mencionar a doña Manuela Muñoz, profesora de Lencería, doña Juana González ,profesora de Corsetería y doña Blanca Navarro, inspectora.

A lo largo de su vida, esta institución educativa ha tenido distintas denominaciones:

  1. Nació con el nombre de “Escuela Profesional de Niñas» y, en la década de los años 30, pasó a llamarse «Escuela Técnica Femenina».
  2. En 1968 cambia su denominación por el de «Escuela de Servicios y Técnicas Especializadas».
  3. En el año 1970, es denominada “Escuela Técnica” y es, en esa época, cuando por primera y única vez ingresan 4 varones los que optan por la especialidad de Alimentación.
  4. En 1978, con la puesta en marcha de la carrera docente y por Decreto N° 2327 es denominado «Liceo Técnico B N° 9.» En 1986, por decreto N° 1947 del 26 de noviembre de ese año, el Liceo fue traspasado para su administración a la Corporación Privada de Desarrollo de Curicó «Corpride» la que se concreta desde el 1 de enero de 1987.
  5. En 1990, basándose en nuevas normativas del Mineduc el Consejo de Profesores propuso a la Secreduc la denominación de “Liceo Técnico – Chillán”
  6. El año 2005 las normativas del MINEDUC exigen un nombre para cada liceo y es entonces cuando la Comunidad Educativa, y siendo Directora la Sra Luz Sepúlveda Zurita, opta por “Instituto Técnico Mabel Condemarin Grimberg”, denominación que posee en la actualidad.
  7. En el año 2009 CORPRIDE deja de administrar los 11 colegios a su cargo y el MINEDUC entrega la administración de éste a la Fundación Nacional del Comercio para la Educación, quién la conserva hasta el presente.

 

Actualmente nuestro Liceo imparte las especialidades de Gastronomía con mención en cocina y pastelería, Atención de Párvulos y Atención de Enfermería con mención en Enfermería. Además, la especialidad de Gastronomía y Atención de Párvulos cuenta con estrategia curricular DUAL que posibilita a las estudiantes de cuarto año medio una formación compartida entre la industria (jardines infantiles, restaurantes y hoteles)  y el establecimiento.